Laser Excimer

Es una intervención corneal breve, que se realiza con  anestesia tópica (colirio), es ambulatoria y conlleva una rápida recuperación.
El método consiste en la realización de un flap o corte corneal, luego se talla la zona corneal subyacente con el láser y por último se vuelve a colocar el flap, que se adhiere por sí mismo en un lapso máximo de 24 horas.
Al día siguiente de la intervención, en la mayoría de los casos,  el paciente ya puede desarrollar sus actividades cotidianas con normalidad.